En los últimos años, el descubrimiento del cannabidiol ha supuesto toda una revolución en el ámbito del cannabis, tanto lúdico como medicinal. Desde Wallagrow, te queremos hacer un pequeño resumen de las razones por las cuales este cannabinoide (el segundo en importancia después del THC) está cada vez más de moda…

Representación esquemática de las moléculas de THC y CBD

Representación esquemática de las moléculas de THC y CBD

1. El CBD aumenta el bienestar

El CBD estimula la producción de cannabinoides endógenos por parte del cuerpo. Este cannabinoide tiene un claro efecto sobre una enzima llamada FAAH, que elimina la anandamida, una hormona que activa los receptores cannabinoides CB1 del cerebro y genera una sensación de bienestar.

Por tanto, cuando se consume CBD, se mantienen más altos los niveles de anandamida en el organismo, lo que nos hace sentir mejor. También se estimula la liberación de la hormona 2-AG, que activa los receptores cannabinoides y el sistema inmunológico.

2. El CBD reduce el dolor

El cannabidiol interactúa con proteínas implicadas en el señal de dolor del cuerpo, la inflamación y la temperatura corporal. Concretamente afecta al receptor TRPV. Por tanto, el CBD es un tratamiento eficaz para combatir el dolor de origen neuropático.

3. El CBD reduce la ansiedad

Investigadores de la Universidad de Sao Paulo y el King’s College de Londres han llevado a cabo un estudio sobre la relación del cannibidol con la ansiedad.

En altas concentraciones, el CBD desactiva el receptor de la serotonina 5-HT1A, proporcionando un efecto anti-depresivo. Este receptor se encuentra en el sistema nervioso periférico.

Algunas de sus propiedades ansiolíticas se deben en parte a la activación de los receptores de la adenosina A2A, que tiene efectos en el cerebro, como regular la liberación de otros neurotransmisores como la dopamina.

4. El CBD tiene propiedades anticancerígenas

Algunos estudios muestran que el CBD puede bloquear o desactivar el receptor GPR55. Éste se encuentra sobre todo en el cerebro y concretamente en el cerebelo y está implicado en la modulación de la presión sanguínea y la densidad ósea.

Una elevada actividad de este receptor GPR55 puede provocar la proliferación del cáncer. Bloqueando su señal, el CBD podría actuar como un anticancerígeno a nivel celular.

El CBD activa los receptores PPAR situados en el núcleo celular. La activación de estos receptores tiene un efecto anti proliferativo , así como induce la regresión del cáncer de pulmón en humanos.

Un exceso de activación de los receptores PPAR también influye en la enfermedad de Alzheimer. Ésta es una de las razones por las que el cannabidiol podría ser un remedio contra la enfermedad.

5. El CBD contrarresta el THC

Así es, si te gusta consumir cannabis pero no quieres terminar tan colocado, puedes optar por el consumo de variedades con alto contenido de CBD. Este cannabinoide actúa como un antagonista del THC, provocando un efecto más suave y lúcido…

 

Fuente: projectcbd.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas nuestro uso de cookies.